Volcán

Si mira para arriba podrá ver “El Teide”.

Tenerife es una Isla volcánica, que con las erupciones que tuvieron en el momento de su formación, se crearon varias capas de lava y cenizas que ha llegado a formar numerosas bolsas y galerías en el subsuelo. Éstas se llenan de agua después de una nevada o después de tiempos de lluvia regenerándose así cada año.

Los habitantes de la Isla hemos sabido aprovechar éste recurso y extraer ésta agua para el consumo humano y el riego creando túneles de hasta más de 5 Km. de profundidad.